Caputdraconis's Blog


Ophiuchus
enero 14, 2011, 1:16 am
Filed under: Ophiuchus

“…todo lo creado por la naturaleza parece formado en los Números, pues ese ha sido el principal modelo en el espíritu del Creador…Los números tienen, pues, virtudes grandísimas y elevadísimas y no hay que asombrarse porque posean tan grandes virtudes ocultas y en tan gran número en las cosas naturales, existentes en los números más grandes, ocultos, maravillosos y eficaces, porque son más formales, más perfectos…Todo lo existente y creado subsiste a través de determinados números y extrae la virtud…El número subsiste siempre y se halla en todo.” La Filosofía Oculta, Enrique Cornelio Agrippa.

Antes que nada, quisiera desearles un buen año a todos. Les debo los pronósticos para cada signo, pero pasé el fin de año enferma, apenas me estoy poniendo al día, y hoy sucedió algo interesante para el mundo de la astrología. Los astronomos (no astrologos) armaron gran batahola cuando uno de ellos “descubrió” que los signos estaban corridos por un mes, que ya no correspondían a lo que la astrología suele marcar. Incluso plantearon la inserción de un nuevo signo en el Zodiaco, Ophiuchus.

Pero habría que explicarles varias cosas. Los astrologos no ignoramos ese corrimiento, ni los cambios cósmicos que se dan poco a poco. Los signos del Zodiaco están basados en mucho más que solo astronomía. Su cantidad y sus relaciones tienen connotaciones mágicas y esotéricas. Sí, la astrología occidental está basada en un zodiaco quieto, sin movimiento, a diferencia de la astrología védica. Por supuesto que hay correcciones que se hacen a ese Zodiaco estático y algunos cálculos toman en cuenta su movilidad, como la precesión de los equinoccios, pero el hecho de que los astrónomos hayan hecho cálculos que corrigen el zodiaco y le hayan aumentado una constelación más no cambia las cosas para la astrología. O las cambia totalmente.

Me explico. El número 12 representa un círculo perfecto, completo. Es un número esencial en el mundo esotérico. El número 13 implica cambio, transformación, no en balde el Arcano 13 del Tarot es La Muerte, como regeneración, como cambio, no como final. Así que, por un lado, podemos atenernos a los razonamientos esotéricos para mantener los signos zodiacales tal como se ha venido haciendo o podemos pensar que tal vez es momento de cambiar, de transformarlos. El signo más afectado sería Escorpión, con una duración de solo 6 días. Sin embargo Escorpión es un signo regido por Plutón y Marte, un signo que, en sí mismo, habla de transformación, de cambio interno, y su perfil no está tan lejano de aquel que le atribuyen a Ophiuchus. Ambos hablan de la medicina, de la sanación.

Yo no suelo ser fanática de  llevar las cosas a los extremos (bueno, soy Libra, eso explica mucho), pero tampoco estoy a favor de los cambios a lo loco. Yo creo que, lo mejor, sería estudiar un posible cambio. No tanto de la adición de un signo más, sino de la transformación, del cambio de Escorpio por Ophiuchus. Listo, lo dije. Ahora pueden empezar a crucificarme aquellos que se decanten por mantener las cosas como están. En realidad, por lo que estuve leyendo, Ophiuchus no es tan desconocido como pretenden algunos, hay quien lo incluye en sus cálculos, de la misma manera que incluímos estrellas fijas, asteroides y puntos árabes. De la misma manera en que seguimos incluyendo a Plutón, a pesar de que los astronómos le hayan quitado la dignidad de planeta. La astrología es más que astronomía, es más que cálculos matemáticos, es más que una persona, la astrología es atemporal en sus interpretaciones, pero esto no significa que sea inamovible. Si es necesario cambiar algo, el tiempo lo dirá como ya lo ha hecho varias veces, pero no significa que haya que rasgarse las vestiduras o actuar solamente bajo la presión de la ciencia para no “quedar mal”.

Anuncios