Caputdraconis's Blog


Neptuno en Piscis y Venus en Aries
abril 22, 2011, 11:11 pm
Filed under: Neptuno en Piscis, Uncategorized, Venus en Aries

Neptuno en Piscis.

Neptuno hizo su entrada a Piscis a principios de Abril. ¿Qué significa esto? Para empezar, Neptuno es el regente del signo (Júpiter es su co-regente), está en su casa, en su reino. El reino de Piscis son las aguas profundas que representan el cosmos, el mundo del espíritu, de los altos ideales, de los sueños y las utopías, la imaginación, la música, la poesía, el misticismo, el sacrificio. Un mundo donde la vida cotidiana y la realidad quedan atrás.

Esto suena muy bonito, pensar en la fraternidad universal, alejarse del mundo material para entrar en el mundo espiritual, fundirse en uno con el cosmos. Si, suena bonito, pero puede hacernos caer en trampas. Neptuno también se relaciona con el engaño, los anestésicos, las drogas, el alcoholismo, la niebla, las pesadillas, todo lo que está oculto en las profundidades, como el petróleo. Un exceso de energía neptuniana puede hacer que perdamos pie sobre la realidad y veamos las cosas de una manera exageradamente ilusoria. Puede hacer que nos sintamos tan abrumados por la realidad que intentemos escapar de ella por medio de las drogas o que nos dediquemos a soñar despiertos descuidando nuestra vida.

La última vez que Neptuno estuvo en Piscis fué entre 1847 y 1861. Fueron años donde Marx desarrolló sus teorías, nació gente como Edison, Graham Bell, Tesla y Bram Stoker, Paul Gauguin, Rimbaud. Se estrenó la ópera Lohengrin, de Wagner. Se desarrolla el movimiento pictórico prerrafaelistas. Se inaugura la primera Exposición Universal en Londres. Se escribió La Cabaña del Tío Tom y algunos países abolieron la esclavitud.

Marx y Engels pugnaban por mejorar la situación de los trabajadores; nacen inventores que más adelante cambiarían el mundo gracias a su imaginación. El mundo de la poesía tocado por las drogas en el caso de Rimbaud; Gauguin huyendo de la sociedad europea en busca de un paraíso ideal en Polinesia; los prerrafaelistas recreando un mundo de leyendas, héroes y doncellas, lo mismo que Wagner. En México, en 1847, sufríamos la Intervención Norteamericana y encontramos un ejemplo de heroísmo y sacrificio en aras de un ideal en los Niños Héroes. En 1861, con Neptuno saliendo del idealismo de Piscis y entrando al signo guerrero de Aries, comenzó la Guerra de Secesión en EUA.

Si, Neptuno en Piscis nos puede ayudar a tratar de ser mejores, a luchar por ideales que no solo sean nuestros, sino de toda humanidad, pero hay que mantenerse alerta para no autoengañarnos o ser engañados por supuestos mesías o sueños utópicos que no llevan a ningún lado. La niebla no solo es un fenómeno natural que nos impide ver bien el camino y diluye el contorno de los objetos, también hay niebla mental que nos confunde y nos aleja del camino. Sumergidos en las profundidades podemos encontrar tesoros, pero también hay oscuridad donde podemos quedar atrapados.

Con Neptuno en Piscis puede haber un aumento en el consumo de alcohol y drogas. Los anestésicos pueden tener un efecto más fuerte del normal y nuestros sueños y pesadillas pueden volverse más vívidos. Nuestro ciclo de sueño puede verse afectado, tal vez necesitemos dormir un poco más de lo normal o, en otros casos, suframos de insomnio.

Con Neptuno en Piscis podemos esperar que sucedan buenas cosas para el cine, el teatro, la música, la poesía. Acontecimientos relacionados con el petróleo. Que los ideales de libertad que han generado los movimientos revolucionarios que sacuden el mundo sigan vigentes y se extiendan. Podemos esperar cambios espirituales, un aumento en el misticismo, acercamientos a disciplinas como el yoga y el crecimiento de la intuición, de la telepatía y otras facultades psíquicas.

Venus en Aries.

Venus acaba de salir de Piscis para entrar en Aries, dejó atrás el mundo de los sueños de amor, de los ideales, para entrar a la zona de guerra. Dejó su signo de exaltación para entrar en detrimento. Venus, el planeta del amor espiritual, del arte, del matrimonio, del refinamiento está en un signo que representa, aparentemente, todo lo contrario, un signo guerrero, nada refinado, aventurero, que está al principio de su desarrollo, donde “Yo” es más importante que “Nosotros”. Venus rige Tauro y Libra, esto es, el signo siguiente y el opuesto a Aries ¿qué nos puede decir esto? Muchas cosas.

Vayamos por un momento a la mitología, Venus es la versión romana de la Afrodita griega, con sus mismos atributos como diosa de la belleza y el amor. Afrodita nació de la espuma del mar (Venus acaba de salir de Piscis), no fué fruto de la unión de ningún dios, pero fué aceptada como diosa en el Olimpo. Ahí, se convirtió en la esposa de Hefesto o Vulcano, el dios herrero, cojo y feo, pero tuvo algunas aventuras con Ares (Marte), el dios de la guerra. Se sentían magnéticamente atraídos y esto los metió en problemas con Hefesto, quien les puso una trampa, confeccionó una red para atraparlos y, cuando cayeron en ella, los exhibió ante el resto de los dioses. Antiguamente, parte del culto de Afrodita incluía la prostitución sagrada de sus sacerdotisas, aspecto que muchas veces es pasado por alto.

De aquí podemos deducir que en realidad Venus no se siente tan repelido por el signo de Aries, regido por Marte, una parte ella se siente atraído por él, por ese “otro” que aparentemente no es nada de lo que Venus busca ¿por qué? Porque en realidad Aries y Libra no son signos opuestos, sino complementarios, se completan el uno al otro, se equilibran.

Marte en Aries se enfoca en el Yo, es el principio de una evolución que, a través de los 12 signos del zodíaco, termina en el momento en que el Yo individual se funde con el Universo,  el Somos Uno de Piscis. Pero el segundo paso de esta evolución lo encuentra a través de Venus en Tauro. Donde descubre que no es el único, que el mundo no gira alrededor de él y que existe una pareja esperándolo. Aunque en este momento aún sean Tú y Yo, siguen evolucionando hasta llegar a Libra, donde por fin se convierten en Nosotros.

Venus en Aries se vuelve apasionado, se olvida un poco de las limitaciones sociales que siempre lo están frenando en Libra. Recuerda la importancia de ser “Yo”, ya que a veces el exceso de Nosotros lo lleva a situaciones donde pierde su identidad o donde deja de lado sus necesidades, sus objetivos, sus deseos personales, con tal de no dañar a la entidad llamada Nosotros.

El arte, con Venus en Aries, puede encontrar un excelente impulso, que surjan movimientos agresivos (no violentos, pero sí con fuerza, con ganas de romper lo establecido). La sexualidad puede volverse más abierta, fuerte e intensa, incluso un poco alocada e inesperada, de momento, ya que Venus hace conjunción con Urano y con Lilith y cuadratura con Plutón (aunque no hay que olvidar que, a pesar de esto, Saturno está en Libra, dotando de responsabilidad y estabilidad a la idea del matrimonio).

Así que, aunque aparentemente Venus esté debilitado por estar en detrimento en Aries, en realidad sus efectos van a ser interesantes por los aspectos que hace con otros planetas. Vamos a ver qué nos deparan el arte, el sexo y el amor y cómo la guerra y los deportes  se verán afectados por la presencia de Venus. Por cierto, como dato curioso, esta es una buena época para los dulces cubiertos de chile en polvo.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: