Caputdraconis's Blog


Encuentro con tu guerrero interior
mayo 3, 2010, 6:05 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: ,

¿Los planetas generan energía, generan fuerzas? Sí, de diferentes tipos y capaces de ser medidas físicamente. Pero ¿generan energías como el amor? El amor, como el sentimiento humano al que todos aspiramos de unión entre dos seres quizá no, pero sí una fuerza de atracción que mantiene el orden del cosmos. Entonces, si yo hago un ritual para llenar mi vida de amor y trabajo con la energía de Venus ¿estoy trabajando con la energía que genera dicho planeta?

No. Los planetas, los dioses mitológicos, no son más que imágenes arquetípicas que representan una serie de principios básicos en nuestra vida. Así como Venus es la imagen arquetípica de la belleza y estaba asociada con Cupido y con Eros, Marte es la imagen arquetípica del guerrero. Las dos fuerzas son básicas para la vida, para generarla y mantenerla.

Pensemos un momento en Marte. Seguramente me van a decir que no todos somos soldados ni guerreros. ¿Están seguros? La lucha siempre ha estado presente en la vida de la humanidad, desde la lucha básica por sobrevivir, por defenderse, hasta la lucha de conquista, por subyugar, por dominar. Es un impulso natural que subyace en todos nosotros; oculto bajo capas de “civilización”, de “educación”, sigue habitando un guerrero. Aquel que nos empuja a defender nuestro lugar en la fila, ese que impulsa a alguien a defender los colores de su equipo, aquel que nos lleva a defender a los nuestros cuando son agredidos, aunque sea en los columpios del parque. Seamos sinceros, en las circunstancias adecuadas todos somos capaces de matar a alguien más. No estoy diciendo que vayamos a hacerlo, siempre podemos elegir a favor de la vida, pero el impulso está ahí, latente y no podemos negarlo.

Seguramente ese impulso va a ser más fuerte en alguien cuyo signo solar sea Aries o Escorpio, o que tenga un Marte muy fuerte, que en un Piscis o en un Cáncer. Pero aún así subsiste, nuestro guerrero interior, al que le tiene sin cuidado subir los pies a la mesa, pegarle al que nos arrebata un juguete o una pareja, o el que sale cuando enfurecemos, dispuesto a golpear al que tenga enfrente. Todos lo conocemos aunque lo neguemos. Pero lo que no siempre tenemos claro es que podemos darle un uso positivo. La energía de Marte, del guerrero, nos da fuerza de voluntad, nos llena de energía, de vitalidad, nos ayuda a iniciar cosas.

Piénsenlo así, Aries, el primer signo del zodiaco, coincide con la primavera, con el inicio del ciclo de vida. Marte no solo tiene la capacidad de matar, también la de ayudar a dar vida, le da fuerza a una humilde semilla hundida en la tierra para que germine y brote hacia la superficie. Algo de esto ya lo había comentado en una entrada anterior acerca del equinoccio de primavera, pero, ahora, tratemos de encontrar esa fuerza vital dentro de nosotros, esa energía que corre por nuestro cuerpo igual que la sangre. Podemos visualizarla, meditar acerca de ella y ayudarnos con rituales para alcanzar nuestros objetivos, encontrar trabajo, empezar un negocio, ponernos en forma, terminar una tesis, cada quién tendrá un objetivo personal.

Los rituales nos ayudan, mediante colores, olores, figuras geométricas, etc., a contactar con esas energías presentes en el universo y en nosotros mismos. El arte era sagrado, lo mismo que las matemáticas y la geometría, ayudaban al hombre a ponerse en contacto con sus energía internas, lo ayudaban a acercarse a lo divino, a trascender más allá de lo cotidiano. Cuando queramos conectar con las energía de Marte en nosotros podemos recurrir al color rojo, el chile y las cosas picantes corresponden a Marte, los aromas picantes como el clavo de olor, la menta y la pimienta, el aluminio, el hierro.

¿Por qué no dibujarnos a nosotros mismos ataviados como guerreros? De la época que mejor nos cuadre, vestiduras rojas, espada desenvainada, corriendo hacia el frente. Un guerrero con un objetivo muy claro en la mente que podemos escribir en el mismo papel donde nos dibujemos. No importa si dibujamos bien o mal, lo importante es hacerlo nosotros, imbuirlo con nuestra energía, concentrarnos en nuestro objetivo. Podemos completar nuestro ritual encendiendo una veladora roja, untada con esencia de menta (o encender incienso de clavo o de jazmín) diariamente, durante unos minutos, mientras contemplamos nuestro dibujo y ¡nos visualizamos lanzándonos a la acción, realizando eso que queremos lograr!

¡Que la fuerza de Marte esté con ustedes y logren alcanzar todos sus objetivos!


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: